viernes, 30 de diciembre de 2011

Guardaré tu aroma
para cuando el viento
recorra las aceras
llore el cielo
y  llueva en mi interior.

Mientras

la vida se me ha vuelto otoño.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Me vestí de fortaleza para andar el camino
la impotencia fue la ropa que cubrió mi interior.
Ahora, a mi desnudez la abriga el vacío

sigo en pie.


miércoles, 9 de noviembre de 2011

Tiene en los ojos un abismo cubierto de neblina y un quejido apenas perceptible en donde había palabras, inmóvil, pálida como la luz de luna. El tiempo parece detenido entre sus sabanas; pero es mentira, sigue su marcha. El otoño arrastra las hojas muertas y el silencio pone a prueba al pensamiento. Muda una oración se eleva junto a la vela encendida mientras el viento recorre la noche. 
Algo se me desborda.

Me hace falta el beso de tu boca,
perderme en lo profundo de tus ojos, 
solo por un momento.


viernes, 14 de octubre de 2011

Un viento sagaz amenaza
la titilante luz de la vela.

A tirones se desgarra el alma
y al corazón lo carcome la impotencia

Por piedad:

Haz que su luz expire.

miércoles, 6 de julio de 2011

Azul de inmensidad
alas al viento
recorrer los espacios
y  dejar en sublime rose el alma.

Al infinito lo que es del infinito
…mi eterna danza

es del color del mar.

lunes, 4 de julio de 2011

Agonizo
y de norte a sur me recorre:
       
                              desbordado

                              aletea en mi vientre un colibrí.

jueves, 30 de junio de 2011

Y ahora, como entonces,
se marcho al despuntar el alba
eterna sombra de mi bien.

De mi valle a mi horizonte,
no me hace falta nada.

viernes, 24 de junio de 2011

Entre nada y todo
hay una llama
apenas perceptible.

Un faro
para cuando navega el pensamiento
las oscuras aguas de la memoria.

Silente, tardía.


(La distancia no es lo que parece).

viernes, 3 de junio de 2011

Renacer

los mismos ojos con otra mirada

la misma piel pero sin huellas

otro el pensamiento

distintas las maneras


Y una flor...

para lo que ha muerto

miércoles, 11 de mayo de 2011

Esta soledad consume
mi vida ya tan serena
en mi alma como cadena
tengo prendido el perfume
me aferro a que no se esfume;
si es todo lo que me queda
que siga en mí mientras pueda
y que me abrace a su pecho
como un fantasma en mi lecho
que entre mis penas se enreda.

martes, 5 de abril de 2011

Redimirme
renacer en el manantial de tus ojos
hacer de tu piel mi vestido
y de tus pasos mi camino.

No.
No será.

Pero desde ese día

es tuya mi eternidad.

jueves, 17 de marzo de 2011

Ponerle música o soñar despierta,
jugar a que nada pasa
y seguir así.

Como un golpe en la sien
la razón me escupe mentiras:
el pecho en su mordaza
y la voz de palabras disfrazadas
se rebelan.

Me descubro con la cara en la impotencia.
Nada, me contesta un eco
¿nada?

Ya recuerdo…

Es ponerle música y soñar.

martes, 15 de marzo de 2011

Asirte a mí
y hacer mío tu dolor
sin pausa,
ser tus ojos
tus pasos.

Vida:
es todo lo que tengo.

La bebí de ti
la aprendí de ti
y no puedo ser por ti.

Pena infinita me desgarra
pero… sé mi llanto,
sé mi llanto, madre,

hasta que la tarde desfallezca.

jueves, 17 de febrero de 2011

Pensar:
¿en la luna?
¿en el cielo?
¿en tus labios?

Pensar:
construir a detalle
las mil historias
y  todo mío.

A mansalva recorro,
vuelvo, voy,
nada me detiene
y
nadie sospecha...

miércoles, 9 de febrero de 2011

Y ser parte de ti
o ser aire
o nada
premisa
o paradigma
en tu ventana tus historias
en la mía mis dudas
¿qué rumbo?


Alas abiertas
                     al tiempo.

jueves, 20 de enero de 2011

Descubro a penas su figura
y algo dentro se me agita
pensamiento-mariposa
me golpea las sienes
y callo.

Traidora la mano que ansía
la tersura de su piel.
Su nombre escribe al aire,
una mariposa aletea en mi vientre
y callo.

El azul del horizonte me perturba
viento-caricia me fabrica besos,
fantasías que recorren mi entrepierna
grito y desfallecido el eco me responde.

Dispuesta al vuelo
abre al viento sus alas


la mariposa. 

viernes, 14 de enero de 2011

Y a esa que habla
la veo a diario en el espejo
pero no soy yo
a mi se me ha olvidado vivir
y en vez de sueños tengo lágrimas,
de la niñez que jugaba entre mis dedos
vestida de entusiasmo
no ha quedado mucho,
a caso un hueco.
Y me aferro a mi abrazo mientras duermo
tu callas
yo imagino en tus ojos la respuesta.


Me dices nunca mas
y la premisa es siempre
dime...para toda la vida,
despues vete.


Quiero aprender a maldecir
y no encuentro razones
pero quiero serme infiel
que las yemas de mis dedos
rosen otra piel
y mi sed se sacie de otro vino.
Me respondo...
es mentira.
El viento me murmura...
es cobardía.