jueves, 17 de marzo de 2011

Ponerle música o soñar despierta,
jugar a que nada pasa
y seguir así.

Como un golpe en la sien
la razón me escupe mentiras:
el pecho en su mordaza
y la voz de palabras disfrazadas
se rebelan.

Me descubro con la cara en la impotencia.
Nada, me contesta un eco
¿nada?

Ya recuerdo…

Es ponerle música y soñar.

martes, 15 de marzo de 2011

Asirte a mí
y hacer mío tu dolor
sin pausa,
ser tus ojos
tus pasos.

Vida:
es todo lo que tengo.

La bebí de ti
la aprendí de ti
y no puedo ser por ti.

Pena infinita me desgarra
pero… sé mi llanto,
sé mi llanto, madre,

hasta que la tarde desfallezca.